Largas de prisión para el hombre que mató a vecino

Lengthy prison term for man who killed neighbor
By Dana Littlefield, UNION-TRIBUNE STAFF WRITER

Saturday, April 3, 2010 at 12:05 a.m.

SAN DIEGO COURTS — A Rancho Bernardo man convicted of fatally stabbing his 28-year-old neighbor last year in what authorities described as an unprovoked attack was sentenced yesterday to 26 years to life in prison.

Richard Saldivar, 40, pleaded guilty Feb. 24 to first-degree murder and an allegation that he used a deadly weapon — a knife. He had been charged in the death of Jennifer Lee Jones, an electrical engineer who worked for Solar Turbines.

Jones lived alone for 2½ years in the ground-floor apartment where she was killed. Saldivar lived across from her at The Overlook complex.

During an emotional hearing, San Diego Superior Court Judge Charles Rogers noted that Saldivar did not have the kind of history people might expect for someone convicted of this type of violent crime.

The judge noted that Saldivar, a married father of two who is hearing-impaired and diabetic, had never been to prison, nor had he ever been arrested before the Oct. 22 attack. At the time, Saldivar and his wife were separated, he had lost his job and he had been evicted from his apartment.

Saldivar was planning to relocate back to the Philippines, where he was born.

“His life was coming apart and falling in on him …” Rogers said. “On this terrible day, it’s clear that he cracked, he exploded, and this lovely young woman happened to be in the path of his destruction.”

Deputy Public Defender Dan Tandon read aloud from a letter written by Saldivar, who remained seated, wearing jail clothing, in the courtroom.

In the letter, Saldivar thanked his friends and family for their support and told his children he loved them. He apologized to the Jones family, but maintained that he was not guilty of committing the crime.

“My beliefs to God are pure,” he said. “I am innocent; only my mouth pronounced me guilty.”

Deputy District Attorney Kristen Spieler did not make any arguments in court. Instead, she left it to the victim’s parents to express the pain of their loss.

Greg and Damita Jones described their daughter — who would have turned 29 this week — as a kind, intelligent and spiritual woman who loved reading and travel. The young woman they called “Jenni” was a devout Jehovah’s Witness who earned a degree in electrical engineering from Cleveland State University and interned with NASA.

Damita Jones described overhearing her daughter speaking to Saldivar the day she was attacked. The mother and daughter had been talking on the phone. She said Saldivar said something to her daughter, who responded, “Pardon.” The brief exchange ended when Jennifer Jones said, “Happy day to you.”

“It runs as a continuous loop in my brain,” Jones said of hearing her daughter’s screams.

The couple ended their presentation with a slide show set to music that displayed photos and videos of their only child. The images showed her as a little girl, as a young adult at her college graduation, and on vacation with her family in Europe.

Both parents said they suffer from nightmares and persistent thoughts of their daughter’s last moments. Damita Jones said every breath she takes is painful because she is alive and her daughter is not. “I will survive, but I am ruined,” she said.

Dana Littlefield: (619) 542-4590; dana.littlefield@uniontrib.com

http://www.signonsandiego.com/news/2010/apr/03/lengthy-prison-term-for-man-who-killed-neighbor/

Largas de prisión para el hombre que mató a vecino Por Littlefield Dana, PERSONAL Union-Tribune ESCRITOR

Sábado, 3 de abril 2010 en 12:05a.m.

SAN DIEGO CORTES – Un hombre condenado por Rancho Bernardo apuñalar fatalmente a su vecino de 28 años de edad, el año pasado en lo que las autoridades describen como un ataque sin provocación fue condenado ayer a 26 años a cadena perpetua.

Richard Saldívar, de 40 años, se declaró culpable 24 de febrero de asesinato en primer grado y una acusación de que usó un arma mortal – un cuchillo. Había sido acusado en la muerte de Jennifer Lee Jones, un ingeniero eléctrico que trabajó para Solar Turbines.

Jones vivió solo durante 2 años y medio en el apartamento de la planta baja donde fue asesinada. Saldívar vivía al otro lado de ella en el complejo de pasar por alto.

Durante una audiencia emocional, San Diego juez del Tribunal Superior Charles Rogers señaló que Saldívar no tenía el tipo de historia la gente podría esperar que alguien condenado por este tipo de delitos violentos.

El juez señaló que Saldívar, un hombre casado y padre de dos hijos que está con problemas de audición y la diabetes, nunca había estado en prisión, ni había sido arrestado antes del 22 de octubre ataque. En ese momento, Saldívar y su esposa se separaron, él había perdido su trabajo y que había sido desalojado de su apartamento.

Saldívar tenía previsto trasladar de nuevo a Filipinas, donde había nacido.

“Su vida se estaba desmoronando y cayendo sobre él …”, dijo Rogers. “En este día terrible, está claro que agrietados, explotó, y esta encantadora mujer joven le pasó a estar en el camino de su destrucción.”

Adjunto del Defensor Público Dan Tandon leer en voz alta una carta escrita por Saldívar, quien se quedó sentado, vestido con ropa de la cárcel, en la sala.

En la carta, Saldívar agradeció a sus amigos y familiares por su apoyo y les dijo a sus hijos que los amaba. Pidió disculpas a la familia Jones, pero sostuvo que él no era culpable de haber cometido el crimen.

“Mis creencias son puros a Dios”, dijo. “Soy inocente, y sólo mi boca pronuncia culpable.”

Fiscal adjunto del distrito Kristen Spieler no hizo ningún argumento en la corte. En cambio, ella lo dejó a los padres de la víctima para expresar el dolor de su pérdida.

Greg Jones y Damita describió a su hija – que habría cumplido esta semana 29 – como una especie, mujer inteligente y espiritual que amaba la lectura y los viajes. La joven se llamaba “Jenni”, fue una testigo de Jehová devota que ganó un grado en ingeniería eléctrica en Cleveland State University y una pasantía con la NASA.

Damita Jones describió oír hablar a su hija el día en que Saldívar fue atacado. La madre y la hija había estado hablando por teléfono. Ella dijo Saldívar le dijo algo a su hija, quien respondió: “Perdón.” La breve intercambio terminó cuando Jennifer Jones dijo: “Feliz día para usted.”

“Se ejecuta como un bucle continuo en mi cerebro”, dijo Jones, de la audición de su hija gritos.

La pareja terminó su presentación con una presentación de diapositivas con música que muestra fotos y videos de su único hijo. Las imágenes le mostró como una niña pequeña, como un adulto joven en su graduación de la universidad, y en vacaciones con su familia en Europa.

Ambos padres dijeron que sufrían de pesadillas y pensamientos persistentes de los últimos momentos de su hija. Damita Jones dijo que cada suspiro que toma es doloroso porque ella está viva y su hija no lo es. “Voy a sobrevivir, pero yo estoy arruinado”, dijo.

Littlefield Dana: (619) 542-4590; dana.littlefield @ uniontrib.com

About these ads

1 comentario

  1. Anhelo que llegue el dia de Jehova, cuando sera vindicado su Grandioso y maravilloso nombre y nadie jamas se atreva a cuestionar su soberania; entonces no sufriremos experiencias terribles como esta que ocurrio a los hermanos Jones. Todos seremos felices por siempre gracias a SU amor. Alabado sea su nombre por siempre!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s