Abraham, doce años: “Quiero servir a Dios, estudiar la Biblia y arreglar calderas”

Abraham, doce años: “Quiero servir a Dios, estudiar la Biblia y arreglar calderas”

1

2

3

4

5

6

7

Abraham responde a las preguntas seguro, sereno y sin vergüenza. Convencido de la importancia de este día y del camino que ha elegido. Enfundado en su impecable traje y con el pelo todavía mojado habla, mientras expone una sonrisa de oreja a oreja, de sus propósitos en la vida, de su futura profesión y de servir a Dios y a ‘sus hermanos’. Nadie diría que el que habla es un niño de doce años.

Ha sido bautizado hace cinco minutos y solo le ha dado tiempo a cambiarse. Todavía no ha podido abrazar a su familia y la emoción se le escapa por los ojos. “¿Eres feliz Abraham?” -“Estoy emocionado. Hoy es el principio de mi carrera como Testigo y como persona. Con el bautismo se me abre una puerta a un montón de cosas que puedo hacer para servir”.

“¿Para servir dices?”. -“Es mi sueño en la vida, mi propósito: servir a Jehová. Es para lo que quiero vivir y ahora puedo hacerlo”, responde feliz, conteniendo sus ganas de ir a buscar a sus padres.

Su madurez sorprende. Al igual que la seguridad que transmite. “No hay una edad determinada para el bautismo -interviene David,uno de los organizadores de la Asamblea de Distrito de los Testigos Cristianos de Jehová que se celebra este fin de semana en Zaragoza-, celebran el ritual cuando están listos, cuando han alcanzado la madurez y tienen claro que quieren emprender una vida dedicada a Dios”.

3.500 asistentes y 30 bautismos
Este sábado, en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, fueron más de treinta los que se sumergieron en una piscina improvisada ante más de 3.000 personas para dar el gran paso en su religión. Hombres y mujeres, niños y niñas, desde los doce hasta los 80 años. En menos de 20 minutos desfilaron todos y, uno a uno, se dejaron tumbar bajo el agua con la mano derecha en la nariz y la izquierda sobre la otra muñeca. Uno ha sacado el pie mientras metía la cabeza. Pues se repite. La persona debe estar completamente sumergida para darle por bautizada.

Nervios en la fila y al bajar las escaleras. “Tápate la nariz con la mano derecha”, aconseja, uno por uno, ‘el hermano’ encargado de emular a Juan el Bautista. De repente, la tensión del momento hace olvidar a varios dónde tienen su mano derecha.

La metáfora de la carretilla y el calderero
Abraham, sin embargo, se traga el nerviosismo: “Mi padre dice que en la vida te dan una carretilla y que tú puedes elegir ponerla con la rueda hacia arriba o hacia abajo. Hacia arriba no servirá para nada y no ayudarás a nadie. Hacia abajo puedes ayudar a otras personas a ser felices”, parafrasea este sorprendente niño.

El susodicho padre, también en un traje impecable, entra por la puerta y abraza a su hijo. Se gira, tiende la mano, tiene los ojos rojos. “¿Orgulloso?”. -“Es uno de los días más felices de nuestra vida como padres. No hay nada más bonito que ver cómo un hijo toma libremente esta decisión sin ningún tipo de coacción”. La madre, Juli, reconoce haber llorado también.

“¿Qué quieres estudiar Abraham?”. -“Quiero estudiar calderas, bueno, arreglar calderas”, responde como si nada. Parece que este niño se propone sorprender. “¿Has dicho calderas?” -“Sí, con un oficio básico puedes ayudar y trabajar en una de las sedes de los Testigos de Jehová y ese es mi sueño. Aunque principalmente quiero estudiar la Biblia”.

Su hermano, Álvaro, escucha orgulloso a su hermano mayor. “¿Tú también querrás que te llegue este día?”. -“Sí, también”. Risas en la sala: debe ser todavía un granujilla.

Tres días de reunión
La comunidad de Testigos de Jehová de Aragón celebra este fin de semana una asamblea de tres días en el pabellón Príncipe Felipe. Acuden también creyentes de Soria y de La Rioja. El viernes asistieron 3.500 personas y en la mañana del sábado ya había otras 3.200. Avisan, sin embargo, que el domingo suele ser el día fuerte.

Las puertas del recinto están abiertas para quien quiera entrar a conocerlos o a curiosear un poco. Esta vez son ellos los que están dentro y muestran sin vergüenza alguna su fe en un programa nutrido de discursos, experiencias de vida de otros ‘hermanos’ y consejos sobre cómo usar la Biblia como guía para la vida diaria: “Es una fuente de consejos para enfrentarse a los problemas, a la pérdida de seres queridos o al desempleo. La Biblia es muy clara, no deja mucho margen para la interpretación y nosotros nos proponemos aplicar las escrituras en nuestras vidas. No solo unas cosas, sino todas”, resume David, el responsable de atender a la prensa.

Este sábado continuarán los actos hasta las 19.00 y el domingo los Testigos de Jehová volverán a llenar el pabellón durante todo el día. Además de discursos y oraciones, a las 15.10 habrá una representación teatralizada titulada ‘Preparemos el corazón para las pruebas futuras’.

Un evento curioso que permite conocer más de cerca a esta comunidad de la que tan poco sabemos.

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza_provincia/zaragoza/2013/07/27/abraham_doce_anos_quot_quiero_servir_dios_estudiar_biblia_arreglar_calderas_quot_243573_301.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s