Did leaders of Jehovah’s Witnesses cover up child sex abuse?

Did leaders of Jehovah’s Witnesses cover up child sex abuse?

In San Francisco, a woman is suing the Jehovah’s Witnesses for failing to protect her from a known child abuser when she was a child. The Center for Investigative Reporting has shed light on accusations that religious leaders led a cover-up of child sex abuse. Special correspondent Trey Bundy of the CIR’s Reveal reports on how the organization is using the first amendment to fight these charges.

Former Jehovah’s Witness Accuses Church of Hiding Child Abusers from Congregations

Former Jehovah’s Witness Accuses Church of Hiding Child Abusers from Congregations

abc_jehovahwitness_le_150312_16x9_992

A former member of the Jehovah’s Witnesses is taking on the leadership of this wealthy, secretive religion, who she says failed to protect her from a predatory pedophile. She blames what she says is the church’s policy of silence on child abusers.

Candace Conti, now 28, was just 9 years old when she says she was abused by a well-liked member of her small congregation in Fremont, California, named Jonathan Kendrick. While doing door-to-door evangelizing, which Conti said she would often do without her parents, she said Kendrick would take her to his house and molest her.

“He’s just a big person… I found him very scary,” Conti said.

As a child, Conti said she didn’t think she could tell anyone about the abuse. But years later, she testified during a trial against the church that Kendrick abused her several times a month for what she says felt like two years.

“I never thought I could [talk about it],” she said. “Bringing that up just would demolish my family– the only people that I knew… I think I was scared to.”

Conti had nowhere else to turn, she said, because of her beliefs, and she grew up isolated from the outside world.

Like all Jehovah’s Witnesses, Conti says she was taught that Armageddon was imminent, and that only the true believers would survive and live in a heaven on Earth. She says she was taught that, “everybody outside of the Jehovah’s Witnesses are pretty much walking dead … and could be used as a tool by Satan to mislead you, to pull your away from your Christian family.”

It was only years later, after Conti had grown up and left the church, that she found Jonathan Kendrick on a sex offender registry. He had served seven months in jail for sexually abusing his wife’s 7-year-old granddaughter. After seeing him on the registry, Conti decided to come forward with her case.

She said she “felt really guilty for not doing anything that this wouldn’t have happened to somebody else.”

Conti said she went to local church leaders, known as elders, and told them her story. But Conti said the elders refused to believe her unless she could prove the abuse happened by providing two witnesses to the alleged abuse.

According to the religion’s internal system of justice, it is believed that the Bible requires there to be two witnesses in order for a crime to be punishable.

So Conti went to the police instead. They began an investigation, but with Kendrick denying the abuse, the authorities have not brought charges — although the investigation continues.

Conti’s next move was to sue the church itself. She hired attorney Rick Simons, who had spent many years representing victims in cases of abuse by pedophile Catholic priests.

“If ever there was a group that needs the sun to shine on them and their practices, it’s this one [Jehovah’s Witnesses],” Simons said. “Because when your doorbell rings on Saturday morning… and your kid answers the door, you don’t want that guy to be a child molester.”

When Conti and her attorney began conducting depositions with local church leaders in California, they learned something that astonished them: Even before Conti was abused, the elders knew that Jonathan Kendrick, who had then held a leadership position in the congregation, had also molested his stepdaughter when she was a teenager.

http://abcnews.go.com/US/jehovahs-witness-accuses-church-hiding-child-abusers-congregations/story?id=29586778

Se retiró para apoyar a los testigos de Jehová

Se retiró para apoyar a los testigos de Jehová

Jason Worilds, linebacker de los Acereros, anunció que dejaba de jugar anoche

5501bc9dd72f9__337!

Ciudad de México.- En un anuncio tan sorprendente como el retiro de Patrick Willis a los 30 años o el de Jake Locker a los 26, el ex linebacker de los Acereros de Pittsburgh, Jason Worilds (27), informó anoche que dejaba el deporte profesional para “perseguir otros intereses”.

Horas más tarde de la increíble declaración del jugador egresado de Virginia Tech, el diario estadounidense Post-Gazette asegura que el motivo que orilló a Worilds a tomar la decisión tiene una íntima relación con su afinidad religiosa, es decir, se convertirá en un ayudante más de los testigos de Jehová.

Así es, los mismos testigos de Jehová que recorren calles tocando puertas en busca de nuevos integrantes para la religión o que venden galletas o cualquier alimento para conseguir recursos para su Iglesia. Esa es, al menos, la percepción que se tiene de ellos.

Worilds pasó de vivir el sueño en la NFL y de ser uno de los mejores jugadores disponibles en la agencia libre de este año a convertirse en un miembro más de la Iglesia por la cual tiene afinidad.

Increíble, pero parece que está de moda retirarse prematuramente y el caso de este ex Acerero es una prueba más de ello.

http://www.elgolfo.info/nota/310225-se-retiro-para-apoyar-a-los-testigos-de-jehova/

Funcionaria del INE atropella a testigos de Jehová

Funcionaria del INE atropella a testigos de Jehová

142638342584

Monterrey, N.L.- Integrantes de la Iglesia de los Testigos de Jehová repartían libros con la palabra de Dios a los habitantes de Santa Catarina cuando un impacto los hizo literalmente volar hacia un desnivel.

Una cámara de un camión de la Ruta 203 captó el momento en que la unidad chocó a una camioneta Suzuki conducida por Rosa María Alejandro Ríos, funcionaria del INE, que luego atropelló a los seis testigos de Jehová que repartían libros religiosos, en Manuel Ordóñez, frente a Soriana La Puerta, en Santa Catarina.

Seis personas fueron impactadas por la camioneta Suzuki. Además, la conductora de la camioneta que los atropelló también resultó lesionada, pues cayó al desnivel junto con el vehículo.

http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/funcionaria-atropella-a-testigos-de-jehova-1426365429

Testigos de Jehová alistan ceremonia y conferencia

Testigos de Jehová alistan ceremonia y conferencia

20150311040000_testigos-de-jehova-alistan-ceremoni_tn1

El viernes 3 de abril la congregación de Testigos de Jehová conmemora la muerte de Cristo.
Esta ceremonia se desarrollará a las 19h00 en el centro educativo bilingüe Acuarela, ubicado en la avenida Manabí y calle Bolívar Ávila. En tanto, la conferencia bíblica titulada ‘Una familia unida y feliz para siempre’ tendrá lugar el sábado 11 de abril próximo en el salón del Reino de Los Testigos de Jehová, ubicado en las calles Jorge Washington y 24 de Mayo.
Albert Paredes, integrante de este grupo religioso, manifestó que esta ceremonia se desarrolla todos los años a nivel mundial.
“Esta actividad tiene como objetivo cumplir con los mandatos de Jesús, cuando ordenó a sus discípulos que sigan realizando ceremonias en memoria suya”, agregó Paredes.
En la ceremonia habrá cantos, alabanzas y se hablará de la importancia del evento, dijo Paredes.

http://www.eldiario.ec/noticias-manabi-ecuador/349113-testigos-de-jehova-alistan-ceremonia-y-conferencia/

Profesor de Biología dice que Revista creacionista citó incorrectamente sus palabras para perpetuar mentiras en contra de la evolución

perpetuate-lies-against-evolution-665x385

Un profesor de biología está hablando, exigiendo una disculpa y para pedir el fin a los intentos de “perpetuar mentiras en contra de la evolución”, después de una declaración de él fue tomada fuera de contexto en un artículo creacionista en ¡Despertad !, publicación testigo de Jehová. Él dice que una parte de su declaración fue recogido del todo, dejando una impresión totalmente diferente de su declaración real.

El artículo hablaba de científicos educados que no creen que la evolución ocurrió, y citó el profesor de Biología Rama Singh para hacer su punto. Profesor Singh enseña biología en la Universidad de McMaster, en Ontario, Canadá. La declaración parece mostrar profesor Singh sugiere que hay buenas razones para dudar de la evolución.

Rama Singh dice de la siguiente manera.

“La oposición a la evolución va más allá de los fundamentalismos religiosos e incluye un gran número de personas de sectores educados de la población.”

Sin embargo, cuando fue contactado por JW Alumni, una organización de ex-testigos de Jehová, el profesor Singh dijo que la cita fue tomada fuera de contexto, y le dio una apariencia inexacta de su postura.

En una carta al editor de la revista, el profesor de biología, dijo que, en el papel de la que fue tomada la cita, él pasó a explicar las razones no religiosas que llevan a la gente a dudar de la evolución. Razones del profesor Singh pueden resumirse simplemente, sin embargo: la gente duda de la evolución porque no lo entienden. Eso está muy lejos de lo que indica que hay buenas razones, basadas en la ciencia para dudar de la comprensión actual de la evolución del hombre. Condenando la revista por el mal uso de sus palabras, Singh dice que su cotización se ha torcido deliberadamente para perpetuar la mentira, y él está pidiendo una disculpa.

“He recibido consultas de muchos evolucionistas, los ateos y los ex miembros de su organización (ex-JW) que trajo la cita errónea anterior a mi atención. Estoy de acuerdo con ellos en que su cita errónea de mi trabajo es deliberada y la intención de convencer a sus seguidores en la verdad del creacionismo perpetuando falso apoyo de los científicos “.

“Así que les pido primero para quitar la cita errónea de su artículo inmediatamente y segundo imprimir una disculpa incondicional por lo que considero es una acción perjudicial deliberada de su parte para mi reputación.”

Él va a decir que la religión y la ciencia deben compartir el objetivo de buscar la verdad, y pide a la organización a abandonar la cruzada contra la evolución.

“Si se me permite sugerir, como una organización que usted debe dejar de perder su tiempo en la perpetuación de mentiras contra la evolución.”

Profesor Singh habla con respeto de la religión en su conjunto, señalando que muchas ramas del cristianismo y otras religiones han aceptado la evolución, y que hacerlo no es impedimento para creer en Dios. Se cierra con una sugerencia de que uno que entender la evolución debe estudiar y meditar en ella, sin llegar a lo que sugiere que los editores de la revista ¡Despertad! hacerlo.

Su carta completa se puede leer aquí.

A partir de esta publicación, la cita del profesor de biología dice fue usado para “perpetuar mentiras en contra de la evolución” permanece en el artículo, y ¡Despertad! ha hecho ninguna respuesta del público.

Leer en la nota en Ingles: http://www.inquisitr.com/1766536/biology-professor-creationist-magazine/

Margaret Keane o devuélveme mis ojos

Margaret Keane o devuélveme mis ojos

1111

Durante años, su marido se atribuyó la autoría de sus cuadros. Después de sobrevivir a una pesadilla, la artista logró recuperar su obra y su dignidad en los tribunales. Ahora, Tim Burton lleva su historia a la gran pantalla en ‘Big Eyes’.

“De pequeña siempre estaba dibujando. Tenía 10 años cuando pinté mi primer óleo: eran dos niñas, una estaba llorando y la otra sonreía. Es irónico, porque aquel cuadro resume muy bien cómo ha sido mi vida…”, recuerda con cierta melancolía la pintora Margaret Keane, en esta entrevista exclusiva. Sus lienzos, dominados por los enormes ojos que la han hecho célebre, han dibujado una biografía tan polémica como apasionante, que ahora Tim Burton lleva a la gran pantalla en ‘Big Eyes’ (ya en cartelera). A sus 87 años, Keane está abrumada por la atención que ha despertado la película basada en su vida, pero nos atiende con amabilidad en su casa, en el valle californiano de Napa.

“Cuando me casé con mi marido, pensaba que era un artista. Había pintado muchos cuadros de las calles de París. Luego, me enteré de que todo era mentira”. Se refiere a Walter Keane, tan protagonista como ella de esta historia. Se casaron en 1955 y para ambos fue el segundo matrimonio. Ella se dedicaba a pintar; él había estudiado en París a finales de los años 40 y también era artista. O eso decía. Su historia empezó a desmoronarse poco después de casarse. “Yo pintaba y él vendía mis cuadros. Dos años después, me enteré de que iba diciendo que eran obra suya”.

Walter contaba una lacrimógena historia para explicar cómo empezó a dibujar aquellos ojos enormes y tristes. Eran, explicaba a clientes y galeristas, las miradas de los niños que se peleaban por la comida de la basura en las calles de París después de la Segunda Guerra Mundial. Años más tarde, escribió en sus memorias: “Esbocé aquellas pequeñas víctimas de la guerra llenas de magulladuras, con sus cuerpos y mentes laceradas, su pelo enmarañado… Así comencé a pintar”.

Vida de impostura

La verdad era muy diferente. “En el colegio, siempre dibujaba ojos en los márgenes de los libros. Cada vez eran más grandes. Al principio, no sabía por qué, pero luego me di cuenta de que era mi forma de buscar respuestas a las preguntas de siempre: ¿por qué estamos aquí? ¿Por qué hay tanto sufrimiento en el mundo? ¿Por qué tenemos que morir?”, explica Margaret sobre cómo empezó a pintar aquellos enormes ojos que en los años 60 fascinaron al mundo.

Mientras sus cuadros de niños, perros, gatos o payasos se exponían en galerías de San Francisco, Chicago o Nueva Orleans, y sus obras alcanzaban precios astronómicos (algunos llegaron a venderse por 50.000 dólares de la época), los críticos de arte e intelectuales como Woody Allen se burlaban de su estilo kitsch y populista. “Entonces, me hacía daño, pero ya no: hay gente a la que le gusta lo que hago y gente a la que no. No pasa nada”, explica.

“Mis cuadros cada vez eran más famosos y la mentira se convirtió en una gran bola de nieve –comenta Keane–. Él me prometió que aprendería a pintar si le enseñaba y yo quise creerle… Durante un tiempo, firmé los cuadros como W. Keane porque él me aseguraba que nadie los compraría si sabían que los pintaba su mujer. Así que me pasaba todo el día trabajando. Era horrible”.

Los Keane vivían en una gran casa, con piscina y servicio, pero mientras Walter disfrutaba de su existencia de estrella del arte, Margaret estaba recluida en una habitación. A veces, pintaba durante 16 horas al día. Nadie, ni el servicio ni su propia hija (fruto de un matrimonio anterior), sabían lo que pasaba dentro. Las cortinas estaban echadas y la puerta, cerrada con llave. En aquella prisión con barrotes de oro, Margaret pintó sus cuadros más oscuros y sus ojos más tristes. “Con cada cuadro, me hacía más conocida. La situación cada vez era peor y yo no sabía cómo salir de ella”, explica.

Walter la había amenazado de muerte si se atrevía a dejarle o si le contaba la verdad a alguien. Pero después de 10 años de matrimonio, Margaret decidió pedir el divorcio. “No sabía cómo iba mantenerme y pensé que perdería la custodia de mi hija. Era una pesadilla. Pero mentirle a ella me estaba destrozando. No sé cómo encontré el valor, pero finalmente hice las maletas”. Aun así, Margaret le prometió guardar silencio e, incluso, siguió pintando cuadros y enviándoselos a su marido. Hasta que cinco años después, en 1970, por fin, contó la verdad en un programa de radio. “Me costó reunir valor para desvelar que yo era la verdadera artista. Me daba mucho miedo, porque él había amenazado con matarme. Pero llegó un momento en el que decidí que no iba a mentir más. Fue un alivio”.

Margaret retó a su exmarido a un concurso de pintura público, al que él nunca se presentó. Walter, que se comparaba con genios como Rembrandt, El Greco o Miguel Ángel, contestó con una demanda, que fue desestimada. Y en los 80 volvió a la carga diciendo que, si Margaret se había adjudicado la autoría, era porque pensaba que él estaba muerto. Fue demasiado. Decidida a recuperar su dignidad, le llevó a juicio en 1986.

Artista supercotizada

“El juicio fue traumático. Después de casi cuatro semanas, el juez me dejó pintar delante de él y del jurado. Walter alegó que no podía hacerlo por una lesión en un hombro, aunque todos los días llegaba al juzgado cargando un maletín con el mismo brazo con el que, supuestamente, no podía levantar un pincel”. Margaret pintó su cuadro en 53 minutos. Era la prueba definitiva e irrefutable. “Estaba asustada, pero fue maravilloso enfrentarme, por fin, a él y probar que yo era la artista”, cuenta. La sentencia obligó a su exmarido a compensarla con cuatro millones de dólares. Jamás vio un céntimo. Walter murió arruinado en el año 2000, a los 85 años.

La artista se trasladó a Hawai y se casó con el periodista deportivo Dan McGuire. Durante años, recibió propuestas para llevar su vida al cine, pero las rechazó. Hasta que los guionistas Scott Alexander y Larry Karaszewski, responsables del libreto de Ed Wood, le mostraron el guión que habían escrito y Keane les dio su bendición. El proyecto se estancó, pero Tim Burton llegó al rescate. Él y Keane se conocían. “Había comprado algunos de mis cuadros y vino a verme con su novia de entonces para que le hiciera un retrato… Me encanta Tim, es una persona muy sensible –recuerda Margaret–. Sabía que Tim haría un gran trabajo, porque tiene mucho talento, pero al mismo tiempo estaba abrumada…”.

Hace unos meses, Keane vio el resultado: “Contemplar mi vida en la gran pantalla fue… profundamente traumático. Christoph Waltz es exactamente igual que Walter, habla y se mueve de la misma manera. Es increíble. Y Amy Adams, que hace de mí misma, refleja muy bien cómo me sentía. Mi hija y yo estuvimos en shock varios días… Es muy realista”.

La artista hace un pequeño cameo en la cinta y, a sus 87 años, sigue pintando cada día. “Para mí es como un juego. A veces, me siento culpable de divertirme tanto”. Su obra, denostada en un tiempo, ahora está considerada como una de las joyas de la cultura pop y se ha convertido en objeto de deseo para coleccionistas, que pagan hasta 200.000 dólares por sus cuadros. Hoy Margaret es una persona distinta, feliz: “La fe cambió totalmente mi vida. Por fin, encontré todas las respuestas a mis preguntas. Estaban en la Biblia. De hecho, no creo que estuviera viva si no me hubiera convertido en Testigo de Jehová”. Sus ojos ya no están tristes. Ahora, como en aquel primer cuadro que pintó, vuelven a sonreír.

Una doble de cine

A Amy Adams, que interpreta a la pintora, le costó aceptar el papel, pero cuando leyó el guión, la atrapó. “Margaret es muy tímida y humilde. Creo que por eso fue manipulada”, explica la actriz. Nominada cinco veces al Oscar, podría volver a optar a la estatuilla.

Para su intrepretación, estudió a fondo la historia y viajó a San Francisco para conocer a la pintora. “Me ayudó a entender que, aunque es humilde, también es una mujer muy fuerte”. Pasaron un día juntas y Adams le preguntó por qué había accedido a contar su vida: “Ella me dijo que quería enseñar que por muchas cosas que te pasen, es posible encontrar la redención. Sentí que me dio permiso para dar a conocer su historia, porque la entendí”.

http://www.mujerhoy.com/hoy/mujeres-hoy/margaret-keane-devuelveme-ojos-847983122014.html